La legislación vigente en materia de Protección de Datos reconoce una serie de derechos a los ciudadanos, como son el derecho de acceso, de rectificación, de cancelación y de oposición de sus datos personales, conocidos por su acrónimo «ARCO» .

El ejercicio de los mismos es personalísimo, por lo tanto debe ser ejercido directamente por los interesados ante cada uno de los responsables de ficheros, empresa u organismo público, solicitando información sobre qué datos tienen y cómo dichos datos fueron obtenidos, la rectificación de los mismos, o en su caso, la cancelación de los datos.

Derecho de Acceso

El derecho de acceso esta regulado por el artículo 15.1 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, que regula el derecho del interesado a solicitar y obtener gratuitamente información de sus datos de carácter personal, su origen así como las comunicaciones de los mismos.

La información deberá comprender los datos de base del afectado y los resultantes de cualquier elaboración o proceso informático, así como el origen de los datos, los cesionarios de los mismos y la especificación de la utilización y finalidades de los mismos.

Derecho de Rectificación

El derecho de rectificación puede ser ejercido de por el titular de los datos mediante escrito dirigido al responsable del fichero, empresa u organismo publico.

El derecho de rectificación es personalísimo, por lo tanto para el ejercicio del mismo es necesario que el titular de los datos se dirija directamente a la entidad, utilizando cualquier medio que permita acreditar el envío y la recogida de su solicitud, así como la comprobación de su identidad.

El artículo 16 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, dispone que:

  1. El responsable del tratamiento tendrá la obligación de hacer efectivo el derecho de rectificación o cancelación del interesado en el plazo de diez días.
  2. Serán rectificados o cancelados, en su caso, los datos de carácter personal cuyo tratamiento no se ajuste a lo dispuesto en la presente Ley y, en particular, cuando tales datos resulten inexactos o incompletos.
  3. La cancelación dará lugar al bloqueo de los datos, conservándose únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales, para la atención de las posibles responsabilidades nacidas del tratamiento, durante el plazo de prescripción de éstas. Cumplido el citado plazo deberá procederse a la supresión.
  4. Si los datos rectificados o cancelados hubieran sido comunicados previamente, el responsable del tratamiento deberá notificar la rectificación o cancelación efectuada a quien se hayan comunicado, en el caso de que se mantenga el tratamiento por este último, que deberá también proceder a la cancelación.
  5. Los datos de carácter personal deberán ser conservados durante los plazos previstos en las disposiciones aplicables o, en su caso, en las relaciones contractuales entre la persona o entidad responsable del tratamiento y el interesado.

Derecho de Cancelación

El derecho de cancelación puede ser ejercido de por el titular de los datos mediante escrito dirigido al responsable del fichero, empresa u organismo publico.

Así como el derecho de rectificación, El derecho de cancelación es personalísimo, por lo tanto para el ejercicio del mismo es necesario que el titular de los datos se dirija directamente a la entidad, utilizando cualquier medio que permita acreditar el envío y la recogida de su solicitud, así como la comprobación de su identidad.

Si en el plazo de 10 días el titular de los datos no recibe contestación o ésta es insatisfactoria, puede reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos, para tanto deberá tener la documentación acreditativa de haber solicitado la rectificación o cancelación de datos ante la entidad de que se trate.

Derecho de Oposición

La oposición al tratamiento automatizado de datos es el derecho otorgado a los titulares de los datos en el artículo 6.4 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, que establece:

…En los casos en los que no sea necesario el consentimiento del afectado para el tratamiento de los datos de carácter personal, y siempre que una Ley no disponga lo contrario, éste podrá oponerse a su tratamiento cuando existan motivos fundados y legítimos relativos a una concreta situación personal. En tal supuesto, el responsable del fichero excluirá del tratamiento los datos relativos al afectado.